TORNADOS

Los tornados son violentos e impredecibles

 

CÓMO LOS TORNADOS DAÑAN LOS TECHOS

Los tornados crean un vacío que succiona los materiales de su hogar, y los feroces vientos que los acompañan convierten ramas, materiales de construcción, rocas y escombros en proyectiles de alta velocidad. Las superceldas que forman tornados también traen relámpagos, granizo, vientos y lluvias fuertes, por lo que si su casa se encuentra a una milla de un tornado, aún puede verse afectada. 
 
Si bien los materiales de construcción a prueba de tornados han mejorado a lo largo de los años, la ciencia no ha descubierto cómo hacer casas a prueba de tornados. Como resultado, las casas que se encuentran en el camino de los tornados son altamente susceptibles no solo a los daños en el techo, sino también a otros problemas estructurales o de cimientos, si no a la pérdida total.
 
 

CÓMO PREPARARSE PARA LOS TORNADOS Y LUEGO RECUPERARSE

Existen algunos preparativos que puede llevar a cabo para fortalecer su hogar. Preste atención a los informes meteorológicos locales y compre una radio meteorológica aprobada por la NOAA. Los meteorólogos pueden predecir las condiciones favorables para que se produzca un tornado, y una radio aprobada por la NOAA (configurada con el código del condado adecuado) puede brindarle a usted y a su familia el tiempo suficiente para llegar a un lugar seguro. Elija un área interior pequeña sin ventanas en la parte más baja de su casa, como un sótano. Identifique esta área antes de que llegue la tormenta. Si vive en un área con tornados frecuentes, considere la posibilidad de construir un refugio según los estándares del ICC 500. 
 
Asegúrese de inspeccionar el techo después de cada tormenta importante. Revise los respiraderos, las canaletas y las chimeneas para detectar daños graves. Los tornados también pueden producir granizo. Visite nuestra página sobre tormentas de granizo para obtener más información sobre cómo detectar daños ocasionados por este tipo de tormenta. 
 
Si su techo está muy dañado, Operation Blue Roof de la FEMA puede proporcionarle una lona para protegerlo mientras busque quien lo repare. Puede comunicarse con la FEMA llamando al 888-ROOF-BLU (1-888-766-3258). Para obtener más información sobre cómo lidiar con los tornados, visite el sitio web de la FEMA.
 
Seleccionar un producto para techos resistente a corrientes de aire verticales puede ayudar a limitar el daño de su techo (y posiblemente de las casas vecinas) durante un tornado. La mayoría de los materiales para techos contemporáneos ofrecen un alto nivel de protección contra el viento cuando se instalan de acuerdo con las especificaciones del fabricante; algunos ofrecen instrucciones específicas (como el uso de sujetadores adicionales o un adhesivo) para la instalación en zonas con mucho viento. Si bien suelen ser más costosos que los de asfalto, los techos de pizarra y de metal brindan una excelente protección contra el viento. Sin embargo, la pizarra es extremadamente pesada, lo que puede requerir soportes de techo estructurales adicionales. El metal, alternativamente, proporciona una excelente resistencia al viento sin el gran peso de la pizarra. Las tejas de arcilla también son un material pesado para techos con una fuerte resistencia al viento, pero son susceptibles a las grietas, y esto puede ser un problema si las golpean los escombros que vuelan o las ramas que caen. 
 
 

DATOS SOBRE LOS TORNADOS  

Según el National Severe Storms Laboratory (NSSL), los tornados causan pérdidas materiales de aproximadamente 400 millones de dólares y aproximadamente 70 pérdidas humanas cada año1.
El peor tornado en la historia de los EE. UU., el “Tornado de los tres estados” de 1925, pasó por el este de Misuri, el sur de Illinois y el sur de Indiana, mató a 695 personas e hirió a unas 13,000, además de ocasionar daños a la propiedad por 17 millones de dólares2. El sur de Illinois fue el más afectado, con más de 500 de las víctimas totales.
 
La velocidad del viento de un tornado puede alcanzar un máximo de 250 millas por hora ―más rápido que un automóvil de Fórmula Uno―, y puede dejar un camino de destrucción de 50 millas de largo. 
 
Existe evidencia que sugiere que los cambios en el clima están haciendo que la actividad de tornados en los EE. UU. sea más frecuente3. Un estudio reciente del National Severe Storms Laboratory observó un aumento significativo en la frecuencia de tornados en partes del sureste, medio oeste y noreste entre 1979 y 20174. Si bien el 77 por ciento de los tornados en los EE. UU. se consideran débiles (EF-0 o EF-1), los científicos esperan que el cambio climático aumente la propensión del país al aire cálido y húmedo, lo que traería aparejados más tormentas eléctricas y tornados5.
 

CÓMO SE FORMAN LOS TORNADOS

Estos embudos verticales de aire que giran rápidamente ocurren en los EE. UU. más que en cualquier otra región del mundo. Para que se forme un tornado, una tormenta eléctrica severa (llamada supercelda) necesita capas de aire caliente y húmedo en la parte inferior y aire fresco y seco en la parte superior. En el área entre las Montañas Rocosas y el Golfo de México se producen las condiciones ideales para que se formen tornados. Las Montañas Rocosas proporcionan el aire frío y árido del desierto alto en el suroeste que choca con el aire cálido y húmedo que viaja desde el golfo en el sureste.
 

Fuentes

 

CÓMO ELEGIR A UN CONTRATISTA

Encuentre un profesional

Vea a todos los CONTRATISTAS de su zona
Para empezar