Control de daños posteriores a la tormenta

 

 

Un techo expuesto puede provocar la entrada de agua y más daños en el hogar, por lo que es lo primero que querrá evaluar (y arreglar si está dañado) después de una tormenta importante. A continuación, mostramos algunos pasos prácticos para mitigar los daños mientras se realizan reparaciones.

Deje que los expertos inspeccionen el techo: usted puede realizar una inspección visual de forma segura desde el suelo, ¡pero manténgase alejado del techo! Acceder o intentar acceder a un techo dañado puede ser peligroso o fatal debido al riesgo de resbalones o caídas. Cuídese y deje que un profesional capacitado inspeccione el techo.

Contrate a un profesional para que cubra su techo: llame a un contratista de techos o una empresa de servicios de restauración de emergencia y pídales que cubran las áreas expuestas con una lona impermeable inmediatamente. En determinados desastres, el Operation Blue Roof (1-888-ROOF-BLU) de la FEMA instala una lona temporal sin cargo para los propietarios afectados.

Presente un reclamo de seguro: tenga a mano su póliza para propietarios de casa y llame a su compañía de seguros lo antes posible para solicitar una evaluación. La compañía de seguros determinará el alcance total del daño y las reparaciones necesarias. Llame a un contratista de techos profesional para una evaluación comparativa. Si encuentra discrepancias, puede solicitar una nueva inspección, para que el perito del seguro se reúna con el contratista de techos y revisen juntos los daños.

Conserve los recibos de las reparaciones temporales: su compañía de seguros probablemente se los reembolsará.

Investigue sobre préstamos y subvenciones especiales: es posible que haya fondos disponibles para ayudarlo con las reparaciones. Entre las posibles fuentes se incluyen la FEMA, la Cruz Roja Americana, el Insurance Institute for Business & Home Safety, los gobiernos locales y los prestamistas privados.

 

Consejos de seguridad después de una tormenta

Si ve cables rotos o chispas, o si siente olor a quemado, corte inmediatamente el suministro eléctrico desde el disyuntor principal.

Si siente olor a gas o sospecha que puede haber una fuga, cierre la válvula principal de gas o el tanque de propano, abra todas las ventanas y salga de la casa inmediatamente. NO encienda las luces ni fósforos, no fume ni haga llamadas por teléfono celular, ni haga ninguna otra cosa que pueda producir una chispa.

UNA VEZ QUE se encuentre a una distancia segura de la propiedad, notifique a la compañía de gas, así como al departamento de policía o bomberos.

 


Fuentes

1. https://nrcaconsumer.blob.core.windows.net/publicwebsitefiles/pdfs/hurricane-0218.pdf