TORMENTAS DE GRANIZO

Proteja su hogar y su techo de los daños por granizo

 

CÓMO DAÑA UN TECHO EL GRANIZO

De todas las partes de una casa, el techo tiene el mayor riesgo de sufrir daños por granizo. Las tejas de asfalto golpeadas por el granizo pueden aflojarse y desprender los gránulos protectores que recubren su superficie. Los listones de madera, las tejas de arcilla y otros tipos de techos elaborados con productos naturales pueden partirse o agrietarse como consecuencia de los grandes impactos. Algunos daños por granizo no siempre son obvios, y los impactos aparentemente insignificantes aún pueden dañar las estructuras subyacentes. Cuando las tejas se magullan por el granizo, pueden formarse microfracturas en el punto de impacto que permiten que el agua se filtre. Además, la luz ultravioleta del sol puede debilitar los puntos magullados expuestos y hacerlos quebradizos. Los cambios extremos de temperatura también son preocupantes, ya que pueden causar la rápida expansión y contracción de los materiales del techo, debilitar las tejas y agravar los daños por granizo.

 

Para prevenir los problemas causados por el granizo, los contratistas a menudo recurren a techos resistentes a impactos (IR). La clasificación 2218 de UL, desarrollada en 1996 por el Institute of Business and Home Safety y el Underwriters Laboratories, es el estándar nacional de resistencia al impacto para techos. Los materiales para techos reciben una clasificación de IR (resistencia al impacto) de 1 a 4 (siendo cuatro la más fuerte) en función de una prueba de laboratorio en la que se deja caer una bola de acero sobre los materiales desde una cierta distancia.

 
Mire nuestro video: Comparación de las tejas NorthGate resistentes a impactos con las tejas de asfalto estándar

  
 
Cuando se trata de tejas de asfalto, hay muchos tipos de productos IR disponibles, y las tejas modificadas con polímeros (también conocidas como tejas engomadas) son una excelente opción. Debido a la flexibilidad de los polímeros que se mezclan con el asfalto durante la fabricación, estas tejas resisten mejor la fuerza del impacto que las tejas no modificadas. También son más resistentes a los daños causados por cambios extremos de temperatura. Si vive en un área susceptible a tormentas de granizo, invertir en las tejas IR vale la pena; incluso, si tiene estas tejas en su propiedad, puede obtener un descuento en el seguro de viviendas.
 
 

CÓMO PROTEGER SU CASA CONTRA DAÑOS POR GRANIZO

Una forma ideal de proteger su casa del granizo es invertir en productos para techos resistentes a los impactos, como tejas engomadas y techos de metal. Si se acerca una tormenta de granizo, debe seguir algunos pasos importantes para proteger sus otras pertenencias. Por ejemplo, guarde los objetos frágiles o que no estén fijos, como macetas, plantas y muebles de jardín bajo techo. Estacione su automóvil en un área cubierta, cierre las cortinas y, lo más importante, quédese adentro.
 
Asegúrese de inspeccionar el techo después de cada tormenta. Si no está seguro de cuánto daño se produjo, revise las canaletas para ver si hay gránulos de asfalto acumulados. Si ve una gran acumulación de gránulos después del granizo, debe hacer inspeccionar el techo por un profesional. Además, verifique si objetos como los respiraderos del techo han sufrido daños graves. El daño infligido a estas partes es un indicador del nivel de daño general del techo. 
 
Si el techo está severamente dañado y necesita un soporte antes de que pueda ser reparado, la FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) puede proporcionarle una lona para protegerlo de la intemperie1. Puede comunicarse con la Agencia llamando al 1-888-766-3258.
 
 
 
 

LAS TORMENTAS DE GRANIZO SIEMPRE HAN SIDO UN FASTIDIO 

A lo largo de la historia, la gente ha tratado de encontrar formas de prevenir los daños causados por el granizo en los techos, así como los estragos que pueden causar en cultivos, ganado y personas. En 1360, en Francia, durante la Guerra de los Cien Años2, una tormenta de granizo mató a cientos de soldados ingleses invasores, lo que hizo que Eduardo III desistiera de la conquista. 

Según el National Geographic, los europeos del siglo XVIII intentaron evitar el granizo haciendo sonar las campanas de las iglesias y disparando cañones a las nubes. En el siglo XX, Rusia y Estados Unidos probaron un proceso llamado “siembra de nubes”, en el que se dispersan productos químicos en las nubes desde cohetes o aviones para intentar controlar la lluvia y el granizo. Este proceso nunca demostró ser efectivo. Hoy en día, los daños ocasionados por el granizo y el viento representan el 38 por ciento3 de los reclamos de propietarios de casa a los seguros.

Las tormentas de granizo destructivas están aumentando en los Estados Unidos, y le cuestan al país hasta 22 mil millones de dólares al año en daños a hogares, automóviles, cultivos y personas4. Además, las tormentas de granizo representan el 70 por ciento de las pérdidas aseguradas por tormentas severas5. Un granizo del tamaño de una moneda de diez centavos cae a 20 millas por hora, mientras que uno del tamaño de una pelota de béisbol de aproximadamente tres pulgadas puede alcanzar entre 80 y 110 mph. A estas velocidades, el granizo puede causar un daño significativo en las casas que carecen de materiales para techos resistentes a los impactos.

 

LA CIENCIA DE LAS TORMENTAS DE GRANIZO

Las tormentas de granizo suelen ser un subproducto de las tormentas eléctricas severas. Los granizos comienzan a formarse cuando la tormenta arrastra las gotas de lluvia hacia arriba a un área extremadamente fría de la atmósfera y estas se congelan. Luego, continúan creciendo cuando chocan con las gotas de agua que se congelan sobre su superficie. 

El granizo cae cuando la corriente ascendente ya no puede soportar su peso. La mayor parte del granizo cae a velocidades de entre 25 y 40 millas por hora, pero los granizos muy grandes (diámetros que exceden las cuatro pulgadas) pueden caer a velocidades de más de 100 mph. En los EE. UU., estas tormentas ocurren con mayor frecuencia en el “Hail Alley”, una región que comprende los estados de las Grandes Llanuras como Texas, Oklahoma, Kansas, Nebraska, Colorado, Wyoming, Montana y las Dakotas. Los estados de esta región experimentan impactos de granizo de siete a nueve días al año6

Las franjas (las rutas del granizo) pueden variar en longitud, desde unos pocos acres hasta 100. Ya sea grande o pequeño, el granizo puede causar daños graves. Según el Departamento de Comercio de los EE. UU., las tormentas de granizo causaron daños en propiedades por 723 millones de dólares y, en cosechas, por 87 millones de dólares, solo en 20187.

 

Fuentes:

 

CÓMO ELEGIR A UN CONTRATISTA

Encuentre un profesional

Vea a todos los CONTRATISTAS de su zona
Para empezar