Nassau Veterans Memorial Coliseum

Desde su apertura en 1972, el Nassau Veterans Memorial Coliseum en Uniondale, Nueva York, ha acogido a megaestrellas de la música y los deportes profesionales durante más de 40 años. Ubicado en una antigua base del Ejército/Fuerza Aérea, la arena de 416,000 pies cuadrados requirió una renovación extensa para modernizar sus instalaciones para los artistas, arrendatarios y fanáticos de la actualidad. La icónica instalación se embarcó en un importante proceso de renovación de 18 meses y 165 millones de dólares en agosto de 2015, que se completó en abril de 2017. 

Hunter Douglas Architectural trabajó en el proyecto junto a arquitectos y diseñadores de Gensler, contratistas de Hunt Construction Group y técnicos acústicos e instaladores de Cord Contracting Inc. Se requirió una amplia coordinación para cumplir con los objetivos generales de diseño e instalar un total de 6,000 pies lineales de elementos llamativos de techo diseñados a medida. El proyecto cuenta con un sistema de techo de marco con acabado en madera de High Profile Series™ compuesto por vigas livianas de aluminio extruido, diseñadas con precisión y fabricadas para satisfacer las necesidades del proyecto. Los elementos del techo crean una sensación de movimiento a lo largo de las vigas de la explanada a través de diferentes alturas, ángulos y picos que crean un efecto visual similar a una onda. Un estante de pared a juego construido con deflectores rectos de High Profile Series™ agrega un elegante sentido de unidad para completar el espacio.

En el interior, los arquitectos y diseñadores trataron de hacer una nueva declaración de diseño mientras mantenían algunos aspectos de la infraestructura existente, incluidas las secciones tras bastidores, las áreas de venta minorista y de concesión, así como el propio recinto. Para evitar alterar los techos existentes, se utilizaron cables finos para proporcionar soporte estructural para las vigas, además de los accesorios de pared y techo.

"El cliente, el arquitecto y los contratistas querían penetraciones mínimas en la cubierta superior existente debido a las condiciones preexistentes y la estética general", explicó Hunter Pope, Gerente de Ventas Arquitectónicas de Hunter Douglas Architectural.

Finalmente, el concepto de diseño se basó en la creación de un ambiente energizado pero sofisticado y una nueva experiencia para los visitantes, al mismo tiempo que se trabajaba para aliviar los problemas del pasado. Esto se logró mediante la apertura de la conexión entre el espacio interior y los suelos exteriores.

Arriba, los 6,000 pies lineales de los marcos High Profile Series™ diseñados a medida representan un elemento de diseño clave de la nueva apariencia de la explanada, unificando el espacio interior de la estructura con su nuevo exterior en picada. Los expertos en techos de Hunter Douglas Architectural trabajaron en estrecha colaboración con los diseñadores de Gensler para desarrollar modelos detallados para una aplicación de vigas de aluminio extruido a medida en varios ángulos y longitudes que forman picos a través del área. Las alturas cambiantes de los picos crean un efecto de onda, mientras que el acabado en madera de las vigas aporta calidez y textura natural al espacio. Los fabricantes y subcontratistas colaboraron en extensas etapas del diseño e ingeniería, así como en la fabricación de precisión. 

Richard Meyer, un subcontratista de Cord Construction, cree que el equipo de Hunter Douglas hizo "un buen trabajo al juntarlo todo. No creo que nadie haya hecho ese tipo de sistema antes. Definitivamente hubo mucho diseño involucrado en este trabajo personalizado". 

La pantalla y la pared del estante, que se diseñaron y fabricaron en forma interna utilizando los deflectores rectos High Profile Series™, definen una entrada principal a la instalación y extienden temáticamente la estética del techo de madera a lo largo de una escalera mecánica. 

"Tuvimos que diseñar, probar e idear todos los cálculos para asegurarnos de que las vigas de los estantes fueran estables y se sostuvieran", explicó Pope. "Esta es la primera vez que creamos una pared de pantalla con extrusiones. Eso fue extremadamente desafiante. Tuvimos que pasar por el proceso de ingeniería de todos los componentes, desde las placas estructurales hasta los yugos de acero y las arandelas de cubierta", para garantizar la estabilidad y la durabilidad a largo plazo.

El rediseño del Nassau Coliseum, que debutó al público en la primavera de 2017, ilustra la habilidad inteligente de Hunter Douglas Architectural para crear sistemas personalizados específicos para proyectos con un estilo impactante y duradero para cumplir con la intención del diseño y los requisitos del sitio.

This case study originally appeared as an article by Zoë Zellers on the Hunter Douglas Architectural blog.

Seguido por contently: